CHINA

Política China Imperial China Moderna Población Paisajes Flora y Fauna Gastronomía Agricultura Industria Ciudades Muralla China Religión

China
Clima
Educación
Economía

 

China

La República Popular China es la tercera nación del mundo en cuanto e extensión y la primera en población: sus más de mil millones de habitantes representan el 21,5 por 100 de la población mundial tota. La historia y las tradiciones culturales de China se remontan muchos miles de años en el pasado . Con la fundación de la República Popular en 1949, el Partido Popular en 1949, el Partido Comunista de China inició la ingente tarea de modernizar este antiguo país.

El paisaje de China es tan variado como cabía esperar de un país tan extenso. En la parte oriental se encuentran las tierras más fértiles y grandes ciudades como Pekín (Beijing) y Sanghai. Al oeste y al sur hay cordilleras, inmensas estepas y áridos desiertos. Estas fronteras naturales han protegido a China a lo largo de su historia, pero su flanco norte siempre ha estado abierto, y por él llegaron las invasiones de los hunos, los mongoles y los manchúes.

Además de su gran variedad paisajística, buen ejemplo de la cual es la hermosa región de los montes Guilin, donde los pescadores del río Li utilizan cormoranes para atrapar el pescado, China posee una gran diversidad de zonas climáticas, que oscilan desde el clima tropical del sureste hasta las condiciones casi polares del norte.

La fascinante historia de China abarca más de 5000 años. El primer imperio chino unificado lo fundó el emperador Shi Huangdi,de la dinastía Qin, el año j221 a.C. Aunque solo duró hasta el 206 a.C, la dinastía Qin estableció una tradición imperial que se mantuvo ininterrumpidamente hasta el año 1911.Podían caer las dinastìas reinantes, pero la tradición continuaba reafirmándose

La cultura china refleja muchos aspectos de su variada historia .Entre los siglos VI y IV a.C. florecieron numerosas escuelas de filosofía y religión entre ellas el confucianismo y el taoísmo. La doctrina de Confucio que una religión es una guía de moralidad y comportamiento, se originó hacia 500 a.C. e insiste, en la importancia de la buena conducta personal y de los deberes del individuo para con sus semejantes. El taoísmo aboga por la vida sencilla y la proximidad a la naturaleza. El budismo llegó a la China procedente de la India su penetración duro varios siglos China también asimiló tradiciones artísticas procedentes le Asia central.

China han surgido muchos de 1os grandes inventos y avances tecnológicos de la humanidad entre ellos el ábaco, la brújula, la pólvora y la impresión con tipos móviles. Muchos inventos chinos se importaron posteriormente a Europa. Además, la cultura China desempeño un papel fundamental en la evolución de las civilizaciones de Japón, Corea y otros países del Extremo Oriente.

China continúa siendo una nación rural donde más del 60 por 100 de la población vive en granjas o pequeñas aldeas

La superpoblación es uno de los principales problemas de la China actual.

China hoy:

Los chinos se refieren a su país con el término «Reino Central», ya que los antiguos chinos consideraban China como el centro geográfico y cultural del mundo. Sus 22 provincias, cinco regiones autónomas y tres municipios especiales contienen una cuarta parte de la población mundial.
Sin embargo, a pesar de los grandes avances económicos y sociales experimentados desde 1949, China continúa figurando entre los 20 países más pobres del mundo.
El Partido Comunista Chino —el partido comunista más grande del mundo— domina el gobierno y la
sociedad. Le siguen en influencia el Consejo de Estado, que se encarga de la administración del país, y el Ejército de Liberación Popular.
De los cuatro principales órganos decisorios del Partido —el Congreso Popular Nacional, el Comité Central, el politburó y el Secretariado—, los más importantes son el Comité Central, formado por 300 miembros, y el Politburó, con 20 componentes. El Congreso Popular Nacional, compuesto por 2.977 miembros, actúa como organismo legislativo del país, aunque en realidad se limita a aprobar las decisiones tornadas por el Comité Central y el Politburó y a transmitir su política a los niveles inferiores del Partido y la Administración. El sistema legal de China está íntimamente ligado al Partido, y los tribunales basan sus sentencias en la política del Partido Comunista.
El Consejo de Estado actúa como gobierno de la nación. Está presidido por un primer ministro, nombrado por el Comité Central y por el presidente de la república. El cargo de presidente es puramente ceremonial. El verdadero poder político está en manos del secretario general del Partido Comunista.

La reforma nacional
Desde 1949, China estuvo dirigida por Mao Zedong (1893-1976), que restauró la paz tras la guerra civil e implantó una rigurosa politica comunista, con la expresa intención de transformar la economía y la estructura social del país. En los años cincuenta, un ambicioso plan de reforma económica, denominado «El Gran Salto Adelante», colectivizó la agricultura, organizando a los campesinos en grandes cooperativas o comunas agrícolas. Sin embargo, ésta y otras medidas provocaron un enorme caos económico.
La Revolución Cultural de 1966-1969, con la que Mao pretendía revitalizar el espíritu de la revolución, puso al país al borde de la guerra civil.
Tras la muerte de Mao, en 1976,
una facción más moderada asumió el poder. Muchos de los nuevos dirigentes habían pasado apuros durante la Revolución Cultural, entre ellos Den Xiaoping (n. en 1904), que ocupó los cargos de viceprimer ministro y vicesecretario general del Partido Comunista. Deng inició una serie de reformas económicas, sustituyendo los principios económicos comunistas por las «cuatro modernizaciones», con la intención de transformar la agricultura, la industria, la defensa, la ciencia y la tecnología del país. Una de las reformas más significativas fue la que permitía a los agricultores vendcr sus productos en el mercado libre.
En los años ochenta, China adoptó un «rostro occidental», con la introducción de conceptos clave, como el aumento de la productividad, la economía de mercado y una política tendente a atraer las inversiones extranjeras, sobre todo en las Zonas Económicas Especiales del este de China.
Se produjo un rápido cambio económico,
pero los dirigentes chinos se negaron a introducir reformas políticas para aumentar la participación popular en el gobierno del país. Muchos chinos, y en especial los estudiantes, eran partidarios de una reforma democrática, pero los ancianos dirigentes del Partido Comunista continuaron decidiendo el rumbo de la nación. En junio de 1989, las manifestaciones estudiantiles en favor de la democracia fueron brutalmente reprimidas por el Ejército de Liberación Popular en la plaza de Tiananmen, Pekín. Más de mil personas murieron en los enfrentamientos.

Regresar

Clima

Prevalece el clima templado; también hay regiones desérticas y semiáridas en el interior occidental y una pequeña área de clima tropical en el extremo sureste. Los climas de China, sin embargo, tienden a ser más continentales y por tanto más extremos, y los contrastes regionales suelen ser mayores, debido a la mayor masa continental de Asia respecto de América del Norte.

El monzón (viento predominante) asiático ejerce el control primario sobre el clima de China. Durante el invierno los vientos fríos y secos soplan desde el sistema de altas presiones de Siberia central provocando el descenso de las temperaturas en todas las regiones al norte del río Yangtzé y sequía en la mayor parte del país. En el verano, un aire húmedo y cálido fluye hacia el interior desde el océano Pacífico, lo que da lugar a precipitaciones en forma de tormentas ciclónicas. Enormes cantidades de lluvia caen rápidamente en las laderas de las montañas a sotavento. Las cuencas remotas del noroeste, en cambio, reciben escasas precipitaciones. Las temperaturas de verano son muy uniformes en la mayor parte del país, pero los inviernos se caracterizan por diferencias extremas de temperatura entre el norte y el sur.

El sureste de China, hacia el sur del valle del Yangtzé, tiene un clima subtropical, y un clima tropical en el extremo sur. En esta región las temperaturas de verano alcanzan los 26 ºC de promedio; en invierno las temperaturas descienden desde los 17,8 ºC en el sur tropical hasta unos 3,9 ºC a lo largo del río Yangtzé. Un promedio de ocho tifones anuales, sobre todo entre julio y noviembre, provocan vientos y lluvias fuertes a las áreas costeras. Hacia el suroeste, las llanuras montañosas y cuencas también presentan climas subtropicales, con considerables variaciones locales. Como resultado de las mayores alturas, los veranos son más frescos mientras que los inviernos son templados como consecuencia de la protección que ejercen, impidiendo la entrada de los vientos del norte. La depresión del Sichuan, es muy conocida por su alta humedad y nubosidad; las precipitaciones, especialmente abundantes durante el verano, exceden los 990 mm anuales en casi todas las regiones del sur de China.

La región china del Norte, que no tiene cadenas montañosas que formen una barrera protectora contra el flujo de aire de Siberia, experimenta un invierno frío y seco. Las temperaturas de enero varían desde los 3,9 ºC en el extremo sur hasta unos -10 ºC al norte de Pekín y en las mayores alturas del oeste. Las temperaturas de julio suelen exceder los 26,1 ºC y en la llanura septentrional del país se acercan a los 30 ºC. Las precipitaciones anuales totales son de menos de 760 mm, la mayoría durante el verano, y van disminuyendo hacia el noroeste que tiene un clima más seco, de estepa. La variabilidad interanual de las precipitaciones en estas regiones es grande; este factor, combinado con la posibilidad de tormentas de arena o granizo, hacen que la agricultura sea precaria. Durante más de cuarenta días al año hay niebla en el este, y durante más de ochenta, a lo largo de la costa.

El clima de Dongbei Pingyuan (Manchuria) es similar al del norte de China, pero algo más frío. Las temperaturas de enero sobre una gran parte de la llanura son de -17,8 ºC de promedio, mientras que las de julio suelen exceder los 22,2 ºC. Las precipitaciones se concentran en el verano, y su promedio oscila entre unos 510 y 760 mm en el este, disminuyendo hasta unos 300 mm al oeste del desierto del Gran Xingan.

En la frontera con Mongolia y en el Noroeste predominan los climas de estepa y desérticos. Las temperaturas de enero tienen un promedio por debajo de -10 ºC en todas las zonas, excepto en la depresión de Tarim. Las temperaturas de julio suelen sobrepasar los 20 ºC. Las precipitaciones anuales totales son de menos de 250 mm, y la mayor parte del área recibe menos de 100 mm.

A causa de su altitud, la meseta Tibetana, en la región Suroeste, tiene un clima frío de montaña; las temperaturas de julio permanecen por debajo de 15 ºC. El aire es seco a lo largo de todo el año con precipitaciones anuales totales de menos de 100 mm en todos los lugares excepto en el extremo sureste.

Aclaremos los vocablos tiempo y clima para que siempre los emplees de forma adecuada. Lo primero que debes saber es que hacen referencia a escalas temporales diferentes.

  • El tiempo se define como el estado de la atmósfera en un momento y lugar determinados. Puede cambiar de forma repentina de la mañana a la noche o de un día a otro. Para definirlo se utilizan términos que tienen que ver con la claridad, la nubosidad, la humedad, la lluvia, el calor, la visibilidad y el viento: tiempo nublado, tiempo caluroso, tiempo de fuertes vientos...
  • El clima es la sucesión de los distintos tipos de tiempo que se repiten en un lugar determinado de la superficie terrestre. Para estudiar el clima de un lugar es necesaria la observación durante un lapso de tiempo largo: ¡al menos 30 años continuados! Después se hacen promedios.

 

Las observaciones de temperatura, precipitaciones, humedad y tipo de tiempo se recogen en las estaciones meteorológicas. Con algunos de estos datos se elaboran tablas, que se expresan en unos gráficos llamados climogramas. En los climogramas figuran los promedios de temperaturas (línea) y precipitaciones (barras) agrupados por meses.

La meteorología es la ciencia que estudia el tiempo atmosférico. La ciencia que estudia el clima y su relación con la vida animal y vegetal en cada región del planeta se llama climatología.

LOS ELEMENTOS DEL CLIMA

Para identificar un determinado clima se deben tomar en cuenta, al menos, estos dos elementos:

  • La temperatura, que es la cantidad de calor que tiene el aire de la atmósfera. Se mide en grados centígrados (ºC) con un termómetro. La amplitud térmica hace referencia a la diferencia de temperaturas entre el mes más caluroso y el mes más frío, o entre el día y la noche.
  • Las precipitaciones, que son la lluvia, la nieve y el granizo. Se miden en milímetros (mm) con un pluviómetro.

 

Otros elementos del clima son la presión (peso que ejerce el aire de la atmósfera sobre la superficie terrestre), los vientos (aire en movimiento), la humedad (capacidad del aire para absorber agua), la insolación (número de horas de sol al año) y la nubosidad (cantidad de nubes que se forman).

LOS FACTORES DEL CLIMA

El clima se encuentra determinado por diferentes factores, que influyen en los elementos climáticos que has visto antes:

  • La latitud. Provoca que varíe la temperatura: desciende desde el ecuador hasta los polos.
  • La altitud. A mayor altura sobre el nivel del mar, las temperaturas disminuyen (unos 0,6 ºC cada 100 metros) y las precipitaciones aumentan.
  • La distancia al mar (continentalidad). Las temperaturas suelen ser más suaves en la costa porque el mar las modera. ¿Sabías que el mar almacena calor durante más tiempo que la tierra porque es un cuerpo líquido? Las precipitaciones son mayores en las áreas costeras porque el mar es el principal proveedor del agua que forma las nubes.

 

También influyen en el clima otros factores: la vegetación (es fuente de humedad), la distribución del relieve (las montañas pueden ejercer de barreras que impiden la lluvia), las corrientes marinas (las corrientes frías pueden provocar desiertos, las cálidas generan áreas muy húmedas)...

LAS TRES ZONAS CLIMÁTICAS

Como ya sabes, los rayos del Sol calientan la superficie terrestre de distinta manera. Dependiendo de esto, se presentan los distintos tipos de climas en nuestro planeta, que se pueden agrupar en tres zonas climáticas en función de las temperaturas:

  • La zona cálida se corresponde con las regiones más próximas al ecuador o, lo que es lo mismo, entre los trópicos. Los rayos del Sol llegan con intensidad, ya que caen perpendiculares o con muy poca inclinación, por lo que la temperatura es bastante alta durante todo el año. Además, llueve mucho, y la humedad del aire es muy grande.
  • La zona fría está comprendida dentro de los círculos polares. Los rayos del Sol llegan muy inclinados y son poco intensos.
  • La zona templada está delimitada por los trópicos y los círculos polares. Los rayos del Sol calientan mucho durante el verano y poco en invierno. Por eso las estaciones del año están muy marcadas.

 

Además, en cada una de estas tres zonas hay regiones secas (desiertos) y muy frías (de alta montaña).

TIPOS DE CLIMA

Los distintos tipos de clima del planeta son el resultado de combinar los elementos del clima y los factores climáticos.

En casi todos los climas pueden tener lugar inundaciones, causadas por ciclones o por lluvias torrenciales (aguaceros repentinos) que provocan crecidas de los ríos y sus desbordamientos. También pueden darse periodos de sequía, una escasez temporal de agua en aquellas regiones donde se espera lluvia y no llega. ¿Crees que se restringirá en estas regiones el consumo de agua?

Regresar

Educación

Por tradición, los chinos conceden una gran importancia a la educación. También el Partido Comunista hace hincapié en ello, sobre todo en lo referente a la formación técnica. El sistema educativo chino abarca la enseñanza elemental “ !a media.
Para poder acceder a una de las 1.000 universidades y escuelas técnicas del país, los estudiantes deben aprobar un examen.

Uno de los programas más ambiciosos del Partido Comunista ha sido el establecimiento de la educación pública universal para toda la población. En los dos primeros años del nuevo gobierno (1949-1951) más de 60 millones de campesinos acudieron a las ‘escuelas de invierno’, establecidas para aprovechar la estación de descanso de los trabajadores agrícolas. Mao declaró que una meta primordial de la educación era reducir las diferencias de clase por lo que era fundamental reducir las distancias sociales entre el trabajo manual y el intelectual, entre los residentes en la ciudad y el campo, y entre el obrero y el campesino.

El desarrollo más radical en la educación de China tuvo lugar entre 1966 y 1978. Durante la Revolución Cultural de 1966 a 1969, se cerraron prácticamente todas las escuelas del país. Los 131 millones de jóvenes que estaban inscritos en las escuelas primarias y secundarias tuvieron que abandonarlas; muchos se involucraron en los esfuerzos de Mao por crear una nueva elite china, en la que hubiera jóvenes críticos que revisaran los programas políticos gubernamentales. En 1968 y 1969 se volvieron a abrir, pero hasta el periodo de 1970 a 1972 todas las instituciones de educación superior permanecieron cerradas.

Las políticas gubernamentales respecto a la educación cambiaron de un modo drástico. Los trece años tradicionales desde el jardín de infancia hasta el grado 12 se vieron reducidos a un plan de 9 o 10 años para la escuela primaria y secundaria (o media). Las escuelas universitarias que tradicionalmente habían tenido una duración de cuatro o cinco años, adoptaron un programa de tres años, y parte de este tiempo se dedicaba a un trabajo productivo para apoyar a la escuela. También se hizo indispensable un periodo de dos años de trabajos manuales para la mayor parte de los graduados de la escuela secundaria que deseaban continuar estudios universitarios.

Tras la muerte de Mao en 1976 se revisó profundamente esta política. Como resultado de ello, y a causa de un creciente interés por el desarrollo de las áreas científicas, el sistema educativo volvió a ser similar a la de los años anteriores a la Revolución Cultural. Los programas para la escolarización primaria y secundaria (en sus dos ciclos) se fueron reajustando gradualmente para volver a los doce años de estudio, y los graduados del segundo ciclo de la escuela secundaria o preparatoria ya no tuvieron que ir a trabajar al campo durante dos años para poder acceder a las escuelas universitarias.

Un cambio importante en el sistema educativo ha sido la reinstauración de pruebas o exámenes normalizados para el acceso a la universidad. Estos exámenes formaban parte del mecanismo de ascensos existente en China antes de la Revolución Cultural. Durante esos años, los antitradicionalistas fueron capaces de eliminar los exámenes de ingreso argumentando que se favorecía a una elite que tenía una herencia intelectual que procedía de sus familias. Cuando se volvieron a abrir las universidades, entre 1970 y 1972, se permitió la admisión de muchos candidatos por sus actividades políticas, sus actividades dentro del partido y por el apoyo que recibían del mismo. Este método de selección terminó en 1977 cuando los dirigentes chinos lanzaron su nueva campaña para las ‘cuatro modernizaciones’. El gobierno estableció como objetivo la rápida modernización de la agricultura, industria, defensa, ciencia y tecnología que requería niveles elevados de preparación. Estos programas educativos tenían que basarse necesariamente en habilidades teóricas y formales, más que en actitudes políticas o en el espíritu revolucionario.

En la actualidad, la tasa de alfabetización es del 87,3% de adultos. En el curso 1998–1999 había 145 millones de alumnos en las escuelas primarias y alrededor de 90,7 millones de estudiantes en las secundarias; en 1949 habían sido alrededor de 24 millones los estudiantes de escuela primaria y 1.250.000 los de las secundarias. Se estima que unos 12,1 millones de estudiantes están inscritos en las más de 1.000 instituciones chinas de educación superior.

La educación superior china está caracterizada en la actualidad por el ‘sistema de punto clave’. Bajo este programa, los estudiantes más prometedores son colocados en escuelas seleccionadas de puntos considerados básicos, que se especializan en el entrenamiento de una elite académica. Los estudiantes que terminan la escuela secundaria pueden acudir a escuelas universitarias y a distintas escuelas técnicas y de formación profesional. Entre las universidades más importantes de China destacan la Universidad de Pekín (1898), la Universidad de Hangzhou (1952), la Universidad Fudan (1905), en Shanghai, y la Universidad de Ciencia y Tecnología de China (1958), en Hefei. Toda la educación superior en China es gratuita. Una innovación en el sistema educativo de China es la Universidad por Televisión

Regresar

Economía

Durante más de 2.000 años la economía china operó bajo un tipo de sistema feudal; la tierra estaba concentrada en las manos de un grupo relativamente pequeño de terratenientes cuyo medio de vida dependía de las rentas de sus campesinos arrendatarios. A esa carga que soportaban los campesinos había que añadir los impuestos agrícolas por parte del gobierno imperial y lo imprevisible de las cosechas que estaban sujetas a sequías e inundaciones periódicas. En estas condiciones, la agricultura se mantuvo infradesarrollada, organizada en pequeñas unidades, donde se utilizaban métodos primitivos para garantizar una subsistencia básica. El fin de las guerras del Opio en 1860, inició formalmente un periodo de penetración occidental de China desde los puertos costeros, en los que la presencia occidental se había establecido bajo tratados diplomáticos impuestos. Se construyeron ferrocarriles y autopistas, y se comenzó un cierto desarrollo industrial. Toda esta actividad tuvo, sin embargo, un impacto menor sobre el conjunto de la economía china, puesto que China estaba repartida en varias esferas de influencia controladas por potencias coloniales en competencia por ampliar su área de dominio. Japón, que había intentado unir China a su esfera de coprosperidad del este de Asia, sólo fue capaz de crear centros aislados de una economía moderna.

El Partido Comunista Chino emergió en la década de 1920, en un marco de crisis económica causada por la intervención extranjera y por la mayor influencia de los terratenientes en el campo. Durante más de dos décadas, expandió su control sobre grandes zonas rurales al introducir un programa de reforma agraria basado en el control de la renta, el ahorro y en dar poder a las asociaciones agrarias. El 1 de octubre de 1949 el Partido Comunista consiguió por primera vez desde el fin del periodo imperial en 1912 establecer un gobierno nacional unificado y una política económica conjunta para la zona continental. Desde 1949 hasta 1952 lo más importante era detener la inflación y acabar con la falta de alimentos y el desempleo. El nuevo gobierno inició un programa de reforma agraria que distribuyó tierras a 300 millones de campesinos sin recursos. Durante el primer plan quinquenal (1953-1957) el 92% de la población agrícola estuvo organizada en granjas cooperativas. En 1958 se establecieron las comunas rurales populares que han dominado la agricultura china hasta comienzos de la década de 1980. La comuna estaba basada en la propiedad colectiva de toda la tierra y del utillaje agrario por parte de sus miembros, que debían alcanzar las metas planificadas por el Estado y eran recompensados de acuerdo con el trabajo que realizaban, aunque las necesidades básicas de todos sus miembros estaban garantizadas.

En la ciudad, la propiedad estatal de las empresas industriales y comerciales se fue extendiendo gradualmente. La industria creció debido a las fuertes inversiones bajo el primer plan quinquenal, y el sector estatal alcanzó una gran importancia. El segundo plan quinquenal se introdujo en 1958 y ese mismo año el régimen se embarcó en su Gran Salto adelante al que se dio una gran publicidad. Este programa se caracterizó por las grandes inversiones en la industria pesada y el establecimiento a pequeña escala, de industrias como las refinerías de acero. Sin embargo, el programa dio lugar a graves trastornos en la gestión económica, impidiendo un crecimiento económico racional y en 1960 se había abandonado el Gran Salto adelante. La economía china entró entonces en un periodo de reajustes, pero hacia 1965 la producción en muchos campos se aproximaba de nuevo al nivel de finales de la década de 1950. El tercer plan quinquenal comenzó en 1966, pero tanto la producción agrícola como la industrial habían sido restringidas por los efectos de la Revolución Cultural; en 1971 comenzó un cuarto plan quinquenal al comenzar una recuperación de la economía.

Tras eliminar los vestigios de la Revolución Cultural en 1976, los dirigentes chinos decidieron moverse a un paso más rápido en todos los frentes económicos para compensar las pérdidas que habían sufrido en los diez años precedentes. Un quinto programa quinquenal comenzó en 1976 pero se interrumpió en 1978, cuando se lanzó el programa de las ‘cuatro modernizaciones’ exigía la modernización completa de la agricultura, industria, defensa nacional, ciencia y tecnología para finales de siglo de manera que la economía pudiera estar en las primeras posiciones mundiales. Un plan de diez años desde 1976 hasta 1985 reforzó las mejoras económicas y un papel mayor para empresas de propiedad privada y colectiva (frente a las que pertenecían al Estado). Este programa fue sustituido por un plan decenal más modesto desde 1981 hasta 1990, pero continuaron los esfuerzos por atraer la tecnología e inversiones occidentales, al igual que el programa de incentivos para incrementar la producción agrícola. Las políticas introducidas en octubre de 1984 exigían una mayor descentralización de la planificación económica y una mayor confianza en las fuerzas del mercado para determinar el precio de los bienes de consumo. El plan quinquenal de 1986 a 1990 anticipó una tasa anual de crecimiento económico del 7%, pero la economía se frenó después de la crisis política que tuvo lugar en 1989. Sin embargo, el retraso fue temporal y la economía china se recuperó rápidamente a comienzos de la década de 1990 mientras el gobierno continuaba moderando los controles en la economía; en 1992 la economía creció en un 13%. Este rápido crecimiento ha dado lugar a algunos problemas, como las altas tasas de inflación en las áreas urbanas.

- Producción Nacional: El producto interior bruto (PIB) de China en 2003 era de 1.417.000 millones de dólares, lo que equivalía a 1.100 dólares per cápita. La producción agrícola (que también engloba algunas industrias de pequeña escala en zonas rurales, silvicultura y pesca) contribuía con un 14,6% al PIB, la industria con un 52,3% y los servicios con un 33,1%. Entre 1965 y 1979 el PIB creció a un ritmo de 6,4% anual, mientras que entre 1980 y 1988 el crecimiento fue de un 10,3%. La tasa de crecimiento cayó por debajo del 4% en 1989; en el periodo 1990–2003 se situó en el 9,55 por ciento.

- Comercio: La circulación de mercancías, anteriormente determinada por la planificación central, está hoy en gran medida orientada por los agentes del mercado. Entre 1978 y 1984 la participación de las ventas al por menor controladas por el sector estatal descendieron desde el 90,5% hasta el 45,8%; durante ese mismo periodo, las de las colectividades aumentaron su participación desde el 7,4% hasta el 39,6% y las empresas privadas desde el 2,1% hasta el 14,6 por ciento.

Hasta finales de la década de 1970 las materias primas y el equipamiento que necesitaban las empresas propiedad del Estado, por lo general, no eran adquiridas como mercancías sino que se las proporcionaba el gobierno. Después de completar la producción, los productos se devolvían al gobierno para su distribución. Los bienes de consumo que necesitaba la población rural los distribuía la oficial Cooperativa de Suministros. Los artículos esenciales como cereales alimenticios, aceite, carne, azúcar y telas de algodón estaban racionadas porque eran escasas a causa de que se fijaban bajos precios para garantizar su acceso a toda la población. Los cereales para la alimentación los distribuían los equipos de producción a los domicilios rurales como una parte importante de la remuneración por el trabajo realizado.

Desde 1979 las empresas propiedad del Estado son libres para obtener parte de sus suministros y disponer de parte de sus productos en el mercado; también se ha hecho evidente un uso más amplio de la publicidad como fuente de información. En los centros urbanos, esta reorganización del comercio ha ocasionado un rápido crecimiento de los negocios de propiedad colectiva e individual, como los restaurantes, casas de té, hostales, estudios fotográficos, sastrerías y todo tipo de servicios de reparación y mantenimiento. Se han vuelto a abrir los mercados rurales, donde se permite a los campesinos deshacerse del excedente de sus productos o bien abastecerse de ellos.

- Comercio Exterior: El comercio exterior está completamente monopolizado por el Estado. En 1979 China levantó algunas restricciones comerciales, preparando el camino para el aumento de las, hasta entonces, relativamente pequeñas inversiones extranjeras y actividad comercial. En 2003 las exportaciones anuales suponían un total de 438.228 millones de dólares y las importaciones 412.760 millones. Las principales exportaciones chinas eran petróleo crudo y refinado, telas de algodón, seda, ropas, arroz, cerdo, gambas o camarones congelados y té. Entre las importaciones destacan la maquinaria, productos de acero, otros metales, automóviles, artículos sintéticos, productos químicos para la agricultura, caucho, trigo y barcos. La mayor parte del comercio tiene lugar con países no comunistas; Japón es el principal, seguido por la Región Administrativa Especial de Hong Kong y Estados Unidos. China también tiene buenas relaciones con países como Alemania y Singapur. Las relaciones comerciales con Estados Unidos estuvieron en peligro en 1993 cuando amenazaron con no renovar la condición comercial de China de nación más favorecida (NMF), hasta que las condiciones de los derechos humanos no mejoraran. Sin embargo, en mayo de 1994 Estados Unidos renovó el nombramiento de China de nación más favorecida, aun cuando el gobierno chino hizo muy pocos progresos en la mejora de los derechos humanos.

- Comunicaciones: influyen mucho en la economía de china ya que es una manera de que todos estén conectados unos con otros.

 

China: tradición y modernidad
 
La línea del horizonte de Pekín es compartida por una pagoda, reflejo de la milenaria historia de China, y un moderno equipo de comunicaciones. Esta simbólica fotografía refleja la convivencia del pasado y del presente en este país.

Regresar